Brihuega, corazón de la Alcarria, es uno de los destinos turísticos más llamativos de la provincia de Guadalajara. Un lugar que bien merece una visita y, si es posible, una estancia de varios días para conocer en profundidad los pueblos a los que Camilo José Cela dedicó su libro Viaje a la Alcarria. En estas fechas, los campos de lavanda en plena floración son una motivación más para venir a Brihuega. ¿Te vienes?

Después de semanas de confinamiento y limitaciones de movilidad, apetece más que nunca salir de casa. Conocer nuevos lugares, viajar a esos sitios que siempre estaban pendientes de visitar. Si Brihuega era uno de esos destinos, ya no tienes excusa.

Primavera y verano, temporada alta en Brihuega

Casi despidiendo el mes de junio, comienza una de las mejores temporadas para conocer Brihuega. Aquí las temperaturas permiten pasear y disfrutar de las calles con calma a cualquier hora, el calor no es agotador. Sus numerosas fuentes y jardines son pequeños oasis de frescor, lugares que bien merecen una pausa.

Además, siempre cabe la posibilidad de entrar en alguna de las iglesias o monumentos de la localidad. Como no podía ser de otro modo, este año con limitación de aforo y medidas especiales de seguridad. Con todo, el Museo de Brihuega, sus iglesias o el Castillo reabren sus puertas para continuar sorprendiendo a sus visitantes.

Campos de lavanda de Brihuega

Desde hace unos años, los campos de lavanda de Brihuega se han convertido en un atractivo turístico que atrae a centenares de personas cada verano. Extensos campos de espliego, lavanda y lavandín tiñen el campo de morado alrededor del mes de julio, cuando se encuentran en plena floración.

Este año, tanto el Festival de la Lavanda como las visitas guiadas se han suspendido por precaución. Aún así, los campos se pueden visitar libremente respetando el entorno y cumpliendo con las medidas de seguridad pertinentes. Ver Localización y accesos a los campos de lavanda.

campos de lavanda de Brihuega

Campos de lavanda de Brihuega en julio de 2019.

Quédate en el Hostal-Restaurante Villa de Brihuega

Si te decides por Brihuega como destino para una de tus primeras escapadas, en el Hostal-Restaurante Villa de Brihuega estaremos encantados de recibirte. En nuestro Hostal encontrarás un lugar de relax y desconexión con todas las comodidades, un ‘campo base’ para explorar Brihuega, los campos de lavanda y los pueblos de la Alcarria.

Si únicamente estás de paso, tendrás que reponer fuerzas. Y qué mejor que en nuestro Restaurante, donde encontrarás una oferta gastronómica basada en la cocina tradicional de nuestra tierra, con productos de proximidad y el buen hacer de nuestro gran equipo de Cocina.

Si tienes alguna duda sobre tu visita a Brihuega o nuestro alojamiento y restaurante, no dudes en consultarnos, ¡estaremos encantados de ayudarte!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies